maduro

Ivan, New Yorker to Madrid

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Retrato de Ivan, neoyorkino madrileño. Juan Aunión
Retrato de Ivan, neoyorkino madrileño. Juan Aunión Retratos

Iván es tímido, franco, tolerante y paciente. Fué mi profesor de inglés aquellas aciagas tardes de oficina de la Calle Velázquez, hace un lustro o más.

Pacientemente me enseñó a pronunciar como lo haría un nativo, no un nativo de Nueva Guinea, ni de Badajoz, un nativo de Harlem, Soho o Notting Hill.

Cuando llegaba con su andar silencioso sobre la moqueta marrón era como una luz que se encendiese para iluminar un espacio de buen rollo. Un espacio privado, protegido del aparentar y del eterno estrés. Allí reía, descansaba, cantaba, traducía canciones y a veces, hasta aprendía a pronunciar correctamente la lengua de la pérfida Albión.

Gracias Iván